Envíos gratis a partir de 25€ (+info)

Envíos gratis a partir de 25€ (+info)

Cepillos de dientes de bambu

Mostrando los 3 resultados

Cepillo de bambú dureza media

3,00 (IVA Incluido)

Cepillo de bambú niño

2,95 (IVA Incluido)

Cepillo de dientes de bambú de carbón activo

3,00 (IVA Incluido)

– ¿Quieres saber más? –

Cepillos de dientes de bambú

 

1. ¿Por qué deberías utilizar nuestros cepillos de dientes de bambú?

Son un 95% biodegradables. Lo cual permite depositarlos en el contenedor orgánico.

Su mango liviano y anatómico, está hecho a base de bambú sostenible, conocido como moso (phyllostachys edulis). Crece en los bosques de Ningbo y es cultivado para este tipo de productos, ya que no sirve como alimento para los osos panda, puesto que las hojas están demasiado altas.

El bambú no lleva barniz, lo que puede provocar que el cepillo por su uso continuado se aclare o torne a un color blanquecino, no te preocupes, es algo normal. Para prolongar su vida útil, es recomendable guardar en un lugar seco, donde no haya acumulaciones de agua.

La cerdas son de tynex, nylon de alta calidad con una dureza media y un nivel bajo de abrasividad, por lo que no perjudica la salud de nuestros dientes ni encías. Para la limpieza de las mismas, es igual que las de un cepillo de dientes de plástico convencional, frotar las cerdas bajo agua caliente para eliminar los restos de dentífrico. Se recomienda renovar los cepillos cada tres meses.

Puedes elegir entre dos tipos. El cepillo de dientes normal, también disponible para niños y nuestro famoso cepillo de carbón activo.

¿Quieres conocer sus propiedades? Te lo contamos todo a continuación.

2. Cepillo de dientes de bambú carbón activo

¿Qué es el carbón activo?

Sus propiedades aparecen en el proceso de activación del carbón, que se hace sometiendo la madera (en este caso, de bambú) a temperaturas extremas. Se le insufla un gas, ya sea a través de químicos o vapor, y se forma un polvo muy fino con capacidad de absorber grandes cantidades de otras sustancias, adhiriéndose a su superficie.

Un gramo de carbón activo puede alcanzar la superficie de dos campos de tenis, es muy poroso y principalmente se utiliza como antídoto universal (absorbiendo las sustancias tóxicas evitando que lleguen a la sangre) y además se le atribuyen propiedades détox.

¿Cuáles son los beneficios de nuestros cepillos de carbón activo?

Sus cerdas de tynex están elaboradas a partir de una mezcla de aceite de ricino con carbón activo (sin coloración), que actúa como un blanqueante natural.

Absorbe la humedad y los malos olores y hace que las placas, bacterias y otras partículas se adhieran a él.

No es tóxico, equilibra el PH de la boca, ayudando a evitar las caries o la gingivitis. Además, actúa como exfoliante y no afecta al esmalte de nuestros dientes.

Elimina las manchas superficiales de los dientes, en concreto las causadas por algunos alimentos o bebidas como el vino tinto, el té, café o salsa de tomate entre otros.

Suele tardar unas dos semanas en dar resultados y lo puedes suplementar con pasta dentífrica o polvo de carbón activo.

Verás tus dientes más blancos y sanos.

¿A qué esperas para tener el tuyo?

Haz que tu sonrisa brille por una buena razón.

3. ¿Sabías qué…

el primer cepillo de dientes data de los años 3000 A.C? Los egipcios fueron los primeros en crearlos con las ramitas de los árboles, seguidos de los árabes, que los llamaban Miswak o Siwake.

Al tiempo, los chinos fabricaron un cepillo más parecido al que utilizamos en la actualidad, las cerdas eran procedentes del cuello de los cerdos (pelo duro), y eran atadas a un palo de bambú o a un hueso. Años después llegó a Europa, y las cerdas fueron reemplazadas por pelo de cola de caballo, que era mucho más suave.

Fue en 1938 cuando Wallace H. Carothers creó las cerdas de Nylon, y los cepillos fueron mejorando su diseño, creándose así los cepillos de plástico.

Desde ese momento hasta la actualidad, cada persona utiliza una media de 320 cepillos a lo largo de toda su vida, lo equivalente a 5 kilos de plástico por persona.

En España se venden 160 millones de cepillos de dientes al año, lo que es igual a 2.800 toneladas de residuos. Un 1% del plástico que se encuentra en el océano, procede de éstos, ya que tardan más de 400 años en degradarse.

¿Hemos evolucionado o involucionado? ¿No crees que es el momento de volver a nuestros orígenes?

Cambia el rumbo de nuestro futuro y no permitas que el plástico inunda nuestros mares. ¿A qué esperas para pasarte al lado eco?

Carrito
Utilizamos cookies para mejorar su experiencia en nuestro sitio web. Al navegar por este sitio web, usted acepta el uso que hacemos de las cookies.